Saltar al contenido

Tinto Cachicán se transmuta por Yamal Williams.

  • por
Demencia ft. Yamal Williams
Tinto Cachicán nació como la historia de un nuevo camino y ahora se transforma en esta nueva colaboración con el pintor Yamal Williams. Cachicán surgió de la pasión por elaborar un vino auténtico apoyándose en los principios de los vinos naturales. No es un proyecto cerrado, es un proyecto vivo que afronta y emprende nuevos retos presentando su nueva edición 2021 en Nueva York.

Demencia y Pyjama son los vinos que representan mi bodega y viñedo. Pero desde hace años con el vino Cachicán he buscado experimentar las más arriesgadas técnicas de elaboración enfatizando en criterios de mínima intervención y en el uso racional del sulfuroso. Esto me ha servido de entrenamiento para aplicar estas prácticas al resto de mis vinos. Así Cachicán se constituye como la historia de un nuevo camino.

En este proyecto, mi inspiración ha sido la de aquellos antiguos vinos del pueblo. Se recogían todas las uvas que trabajaba cada familia, se mezclaban y elaboraban todas juntas. Así en 2013, decidí elaborar una barrica mezclando nuestra Mencía con otras variedades presentes en nuestras viñas viejas como Garnacha Tintorera, Merenzao, Palomino, Doña Blanca, Godello, Estaladiña. La ambición estriba en conseguir un vino identitario de nuestro viñedo, de una zona y de su secular tradición.

Quise de alguna manera que el vino «se hiciera solo» para dejarle de esta forma expresarse naturalmente. Quiero un proyecto vivo, que sea fiel reflejo de la realidad que estamos viviendo. No buscamos la perfección. Queremos un vino que sea capaz de emocionar, que no deje indiferente.

HISTORIA DE UN CAMINO.

En 2013 empezó el camino con la elaboración de nuestro vino natural Cachicán con uvas de nuestra viñas viejas en Villafranca del Bierzo.

  • Micro-vinificación en barrica abierta.
  • Diversidad varietal.
  • Recolección fresca.
  • Nula adicción de sulfuroso.
  • Fermentación espontánea.
  • Mínima intervención enológica.

El año 2014 puede considerarse el año del crecimiento, quisimos continuar con nuestro proyecto creciendo en tamaño y calidad, y ampliando objetivos. Para ello nos apoyamos en una novedosa herramienta financiera: crowdfunding. Muchos nos llamaron locos pero con el apoyo de numerosos y entusiastas mecenas logramos nuestro objetivo.

Durante 2015 y 2016 apostamos decididamente por la innovación. Esto nos sirvió como relanzamiento de nuestro Tinto Cachicán. Seguimos con nuestra evolución y a las barricas sumamos una nueva colaboración con el ingeniero bioquímico Vijay Singh. Confirmábamos así el carácter experimental e transformador de nuestro proyecto, Cachicán es un vino que abre camino.

Las añadas 2017, 2018 y 2019 pueden ser consideradas como las de la consolidación de nuestro vino en los mercados internacionales. Nuestro tinto Cachicán por fin consiguió el reconocimiento internacional de la crítica, pero no he querido por ello que el proyecto crezca ni pierda su identidad. Durante esta época hemos desarrollado algunas otras pruebas:

  • Elaboración en bañeras.
  • Utilización de raspón.
  • Largas maceraciones.

Con la presencia del vino en el Reino Unido, Alemania, Bélgica y Holanda se amplían fronteras a un concepto de vino en el que la variedad Mencía no es imperante, alejándonos del vino monovarietal.

SE TRATA DE ARTE.

Tras padecer una pandemia que ha supuesto un breve paréntesis en el camino, el proyecto vuelve a reactivar mirando a sus orígenes. Llegados a este punto me di cuenta que, al fin y al cabo, todo esto de emprender un camino se trata de arte.

Ya en los inicios de Cachicán elegí al artista ponferradino Miguel Guerrero para el diseño de la marca y su etiqueta. Etiqueta que reflejó este universo de ideas en un bello cuadro que se adaptó como imagen del vino.

Tras esta pandémica interrupción llega el momento de ampliar la plataforma de nuestro vino Cachicán a nuevos artistas, nuevas visiones y perspectivas.

Yamal Williams es un pintor gallego de arte contemporáneo. Es un artista anónimo, que no muestra ni su cara ni su nombre real al público para centrar el valor de su obra exclusivamente en el contenido pictórico.

He conocido su obra y podemos diferenciar claramente dos etapas:

Primera etapa: COLOR.

La primera etapa destaca por el uso de colores llamativos y formas lineales abstractas. Aquí podemos apreciar claramente una gran influencia de la cultura hip-hop, especialmente del mundo del grafiti. Los gustos del coruñés por la música urbana y el arte callejero se reflejan con claridad en su contenido pictórico.

Basquiat es uno de sus grandes referentes. Yamal Williams se inspira en su obra y lo plasma a la hora de elegir los colores y las formas. Tampoco duda en rendirle homenaje en muchos de los cuadros.

Uno de sus trabajos más notables a lo largo de esta etapa es la obra XXXX, que donó a la Fundación Josep Carreras siendo ésta la obra principal de una campaña benéfica contra la leucemia.

Segunda etapa: MINIMALISMO Y TEXTURA.

Actualmente el pintor se encuentra en una línea totalmente diferente a la inicial. Ahora apuesta por los tonos neutros, como el blanco, beige o tonos tierra; y juega más con las texturas. Añade algo más de riesgo a su pintura y juega con distintos materiales, como por ejemplo la arena.

Su gran referente en este caso es el pintor gallego, también coruñés, Xaime Cabanas. Notamos su gran influencia en la obra de Yamal en el uso del color, en el riesgo por innovar y jugar con materiales más allá de la pintura o por el conceptualismo abstracto que caracterizó su gran obra.

NUEVOS CAMINOS: LA GRAN MANZANA.

Fruto de la colaboración con Yamal Williams, el 14 de noviembre en el marco de la RAW Wine Nueva York presentamos la nueva añada 2021 de nuestro vino Cachicán, la historia de un nuevo camino.

Como el artista, el vino no va a mostrar su nombre real (Cachicán) y su imagen se resume en una obra personalizada y numerada del artista coruñés. Acrílico, colores, volumen y pasión se combinan en una botella que empieza a transmitir sensaciones en cuanto es recogida por las manos.

Fruto de esta colaboración, Yamal ha creado una obra que se encuentra expuesta en El Salgueral (calle ancha 19, Ponferrada). Un cuadro de sublime abstracción que para mí representa el delgado hilo que une el mundo rural y urbano. En el marco de RAW Wine Fair Nueva York, Cachicán ha participado en el apartado Speakers’ Corner – Exploring the diversity of Terroirs”, una charla y cata moderada por Isabelle Legeron MW, la primera mujer francesa en convertirse en Master of Wine. Los asistentes pudieron conocer la historia del proyecto, además de compartir y disfrutar de esta elaboración ancestral y respetuosa. Isabelle Legeron, elegida en el Dream Team de las 50 personas más influyentes por Vanitity Fair, destacó la pureza de la elaboración y la pasión que la obra transmite.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.