Un Verano Demencial

  • por
Racimos Maduros

Las circunstancias han cambiado radicalmente en muchos aspectos en los dos últimos años tanto en Bierzo como en el resto del Mundo. A los agricultores, La Naturaleza nos ha enseñado que ningún año es igual, y estamos acostumbrados a adaptarnos al cambio. Así observamos que terminando el verano, hemos tenido una estación de locos.

Condiciones Climatológicas en un verano demencial. Terminamos la primavera con algunas reflexiones sobre las condiciones climáticas y sus consecuencias en nuestros viñedos. Así, ahora afrontamos el final del verano con idéntica inquietud. Para los habitantes de Toral de los Vados, además de la tradicional Noche de San Juan, la entrada en el estación estival está jalonada por sus festividades en honor a San Cristóbal, el 10 de julio.

Tras un atípico año 2020, los toralenses han podido recuperar parcialmente sus fiestas. Como decimos, San Cristóbal marca el inicio del veraneo en Toral. Suelen ser los días más cálidos del año y las calles del pueblo se llenan de emigrantes y sus descendientes deseando disfrutar de los paseos, de su río, sus vecinos y sus recuerdos.

Verano fresco pero muy seco.

Este año los visitantes han prodigado en gran número estas atracciones. Son muchos los que han decidido acercarse a nuestro amado Bierzo a disfrutar de sus bondades: clima, gastronomía, paisaje y paisanaje; y ¿Cómo no? Un buen vino.

Pero si las gentes acompañaron el inicio del verano, el calor no quiso aparecer de la habitual manera en estos días de canícula estival. Así pues, el retraso que ya atesorábamos en el ciclo de maduración de las viñas se afianzó. Nos encontrábamos con las plantas de mencía en un estado sanitario extraordinario, ya que apenas sufrimos incidencias climatológicas importantes. Pese a que el inicio del verano fuera fresco y con temperaturas más bajas a las habituales, el régimen de lluvias fue insignificante.

De esta manera las plantas comenzaron a sufrir las consecuencias de una incipiente sequía. El envero se produjo unos pocos días más tarde de la festividad de Santiago Apóstol, haciendo bueno el tradicional dicho que canta «por Santiago pinta el bago».

Condiciones Climatológicas en un verano demencial. Fresco y Bullicioso.

Y de esta manera continuó el verano, con temperaturas por debajo de las frecuentes y con muy pocas lluvias. Todo parecía ir con retraso, esperábamos una vendimia días después de las fiestas de la Patrona del Bierzo: la Virgen de la Encina. Hasta que repentinamente a finales de agosto hemos padecido dos fuertes golpes de calor, que aceleraron la maduración alcohólica del fruto.

Esto ha propiciado que planeemos adelantar la vendimia. De buenas a primeras las uvas manifestaron una gran concentración de azúcares, más por deshidratación que por la propia síntesis orgánica de dicho azúcar.

La población en Bierzo ha alcanzado cifras de épocas pretéritas, las visitas al Castillo de los Templarios de Ponferrada se han visto disparadas, el Camino de Santiago ha recuperado su habitual esplendor, más tratándose de un Año Santo. Turistas y visitantes se congregaron en los restaurantes para disfrutar de nuestra peculiar gastronomía, los bañistas inundaron nuestras numerosas playas fluviales, el Salto del Pelgo se ha convertido en unos de los parajes más fotografiados. Bullicio, vida y alegría que bien viene en una comarca últimamente algo abandonada.

El Final del Verano.

Terminando el mes de agosto, nuestros queridos visitantes comienzan a abandonarnos. Y parece que el sol y el buen tiempo también. Estamos registrando tormentas que nos hacen pensar en riesgos que malogren nuestra cosecha. Se prevén unos días de lluvia. La vendimia está al caer y la afrontamos con esperanza y alegría, pero también con preocupación y responsabilidad.

Llega la época del año de más agitación en los viñedos y las bodegas. Unos días que son claves y que determinarán la calidad y cualidad de nuestro futuros vinos. Deseamos la mejor vendimia a viticultores, vendimiadores, familiares, vecinos, bodegas y enólogos. El buen hacer de todos ellos propiciará la obtención de un vino que alegrará nuestros corazones en un futuro cercano.

¡Salud!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *