O Fiandón Berciano.

El Filandón

Hay quien dice que las redes sociales son el nuevo Filandón. Puede que las formas hayan cambiado pero nosotros estamos deseando volver al método tradicional.

De momento nos tenemos que conformar con una animada charla virtual con este puñado de jóvenes. Crearon la Asociación O Fiandón Berciano por amor a su tierra y respeto a sus orígenes. Una iniciativa que nos encanta y que queremos compartir entre todos los dementes.

Nacho: Muchos de nuestros seguidores no son bercianos, y posiblemente desconozcan la palabra que da nombre a la asociación, ¿qué es un filandón?

Respuesta: Muy buenas, digamos que la definición exacta de un filandón o fiandón la podemos ver en las camis que hemos sacado. Sería exactamente: “Reunión generalmente de la mocedad en casas particulares u otros locales durante los meses de invierno, que suele terminar en baile”. También alude a las xuntanzas que se hacían para realizar labores en los fríos meses de invierno al calor del brasero como deshojar el maíz o fiar la lana como bien indica su nombre, fiandón.

Nacho: Habéis querido poner este nombre a vuestra asociación pero, ¿se trata ésta de un filandón o es algo más? Nos podéis comentar brevemente el alcance de vuestras actividades.

Respuesta: Poner brainstorming berciano sonaba mainstream e indie y como nos gusta la tradición, juntarnos y pensar en el futuro de esta tierra tanto en verano como en invierno le pusimos filandón, que está más apegado al terruño. Nuestras actividades este año se han limitado mucho a la divulgación de cosinas del Bierzo e ideas de cambio desde la opinión razonada y argumentada, pero lo nuestro también, con el corazón en la mano, es el baile y llevar a cabo tradiciones perdidas sobre el terreno como el entroido, de gran acogida en Valtuille de Arriba.

La Asociación.

Nacho: Hablamos de lo que sois y lo que hacéis, y me resulta muy intrigante conocer el origen de esta iniciativa. ¿Quiénes son las personas que están detrás de este Filandón?

Respuesta: Bueno, pues bastantes en estos momentos, nos hemos tenido que organizar en, por así decirlo, secciones, gente que se ocupa de proyectos, gente que se ocupa de las redes, gente que se ocupa de los audiovisuales.. Pero durante 2020 el trabajo lo sacamos adelante entre Raúl, Bruno, Lucía y Rubén, que somos los miembros de la junta directiva que nos obliga a tener la ley.

Nacho: Así pues se trata de una asociación pero, ¿es un grupo cerrado o se trata de un grupo abierto con posibilidad de incorporaciones?

Respuesta: Todas las actividades que llevamos a cabo son abiertas y tratamos siempre de informar de ellas a todos los socios y seguidores de las redes sociales para que nos aporten, ayuden o generen su propio trabajo dentro de la asociación, así es como este año podemos abarcar más cosas gracias a gente nueva que nos aporta conocimientos en áreas que no teníamos ni idea.

Música y Vino.

Nacho: Como aficionado a la música, me interesa el mantenimiento de las tradiciones y creo que muchos de vosotros sois muy activos musicalmente hablando. Hace años que por las calles y bares de Ponferrada era muy habitual las rondas de vino y canción. Me da la sensación que esto se está perdiendo, ¿no os parece?

Respuesta: Nos tocas el corazón Nacho, la última vez que estuvimos de ronda de vinos – del Bierzo – por Ponferrada fue este verano, en terrazas, no era muy tarde cuando nos arrancamos a cantar unas canciones de ronda y no tardando mucho se personaron las fuerzas de seguridad de la ciudad a pedirnos amablemente que cesáramos en el canto porque molestábamos a los vecinos. Es cierto que hace unos años cantar mientras se bebía vino era más frecuente que ahora. Nosotros no somos ninguna coral pero el cantar es algo intrínseco a nosotros cuando disfrutamos de un buen vaso. Sí que es cierto que si miras las rondallas que aún quedan, son más profesionales que espontáneas y no disfrutan de gente joven, lo cual a nosotros nos entristece profundamente. Muchas veces no es culpa de los jóvenes, los cuales han entrado en otra dinámica de ocio – sobre todo en lo urbano – sino de sus ancestros y familiares que no han sabido o no se han preocupado de transmitir la cultura popular.

Nacho: Siempre estamos muy interesados en las actividades culturales y podríamos aseverar que desde un punto de vista etnológico la mirada al campo es cultura. ¿Contempláis la agricultura como una actividad en vuestro marco de actuación?

Respuesta: Por supuesto, no solo como marco de actuación sino como una actividad troncal en nuestras vidas, en el Filandón hay gente que hace su vino, hay gente que se dedica a tareas forestales y todos atendemos nuestros huertos. A su vez, todos pasamos por la agricultura como forma de sustento temporal, ya que realizamos trabajos como temporeros en diferentes campañas del sector agrícola y vitivinícola del Bierzo para sostenernos los meses venideros pudiendo dedicarnos a este proyecto que es lo que nos gusta de verdad. Conectar la agricultura y la viticultura a este proyecto es uno de los retos de este 2021, veremos que nos sale.

Agricultura y Viticultura.

Nacho: Y si hablamos de agricultura, sin duda nuestra máxima inquietud es la viticultura. Nos podríais comentar las líneas de trabajo en esta materia. ¿Qué opinión os merece la cultura del vino? ¿Beben los jóvenes de vuestra generación vino o elijen otro tipo de bebidas?

Respuesta: Respecto a la primera pregunta, decirte que todos los que integramos este proyecto somos grandes bebedores de vino y no concebimos que entre nadie sin que sea así. Vino del Bierzo, por supuesto, si queremos sacar esta tierra adelante debemos apoyar a uno de sus sectores más importantes, como es la viticultura. Esta tarea, no nos resulta de gran dificultad. A su vez, entendemos que la historia del Bierzo no se entiende sin su viticultura, que ya hizo crecer esta tierra en el siglo XVI por ejemplo o en el siglo XIX, generando una burguesía importantísima en la ciudad de Ponferrada. Hay que conservar la tradición.

Respecto a la segunda pregunta, ¿Qué podemos decirte?, nuestro círculo sí, pero en términos generales vemos que el consumo se centra más en destilados o en cerveza. Craso error, el vino es más saludable y es el combustible del país. Sí que es cierto, que poco a poco empezamos a observar que el consumo aumenta; veremos como se hacen los paladares.
Lo que si nos suscita esa última pregunta, son más preguntas. ¿Por qué en una región vitivinícola como esta no se enseña el vino en ningún lado, salvo que nazcas en una familia vinatera o viticultora? ¿Por qué no se hace ver que somos una región así, tal como se ha hecho ver muchas veces la minería u otros sectores?

Para concluir la entrevista, en primer lugar queremos darte las gracias por ponerte en contacto con nosotros, siempre es de recibo que gente que trabaja la tierra se ponga en contacto para charlar un ratín. Ojalá pueda ser físicamente pronto y alrededor de unos vasos y una botella, para cantar y disfrutar de la vida y la tierra, que en estos tiempos es importante. Cuidaos mucho, un fraternal abrazo de todo El Filandón Berciano. ¡Viva el Bierzo y viva el vino!

1 comentario en «O Fiandón Berciano.»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *