La Aristocracia del Vino Francés

  • por
Aristocracia del Vino

La Aristocracia del Vino Francés.

Cuando tenemos la fortuna de visitar Francia observamos también que existe una especie de aristocracia vinícola en cuya cúspide se encuentran Burdeos y Borgoña, y por supuesto Champagne. Pero nos sorprende al visitar una vinoteca en Lyon la casi nula presencia de los vinos del Jura.

El Jura es en realidad una pequeña cadena montañosa situada al norte de los Alpes y que separa los ríos Ródano y Rhin. Pero también es una región vitivinícola con apenas 2.000 hectáreas de viñedo que se ha hecho increíblemente popular en los últimos años.

Es mundialmente famosa por la elaboración de Vin Jaune, que es un vino elaborado con la variedad Savagnin que, recogida de forma tardía, se vinifica para posteriormente envejecer durante seis años en barricas de roble bajo velo de flor.

Las Nuevas Tendencias.

Pero no solo Vin Jaune se bebe en el Jura, muy al contrario quedamos sorprendidos por la grandísima variedad de vinos que la región alberga pese a ser tan pequeña.

La capital vinícola del Jura podría ser Arbois, aunque tampoco tiene un espíritu muy capitalino, ni burgués; se trata de un bello pueblo regado por el río Cuisance, cuenta con una casa-museo donde Louis Pasteur desarrolló buena parte de sus investigaciones sobre las fermentaciones en el vino.

Y es que si hablamos del Jura tenemos que hablar de variedades autóctonas:
– Tintas: Poulsard y Trosseau.
– Blancas: Savagnin.
Pero también se elaboran muchos vinos con variedades más internacionales como Chardonnay y Pinot Noir.

Zonas con mención geográfica.

Pese al escaso número de hectáreas dedicadas al viñedo, la región es muy alargada y dispone de diferentes menciones geográficas que aquí resumimos someramente:
– Arbois, cuenta con 800 hectáreas y es la zona de más producción.
– L’Etoile, la gran cuna de los vinos blancos de Savignin.
– Château-Chalon, mundialmente conocido por sus vins jaunes.
– Côtes de Jura, el resto de poblaciones aunque no por esto de peor calidad.

No queremos profundizar en otras elaboraciones de la zona que, como vemos, es muy diversa. El Macvin, el Crémant o el Vin de Paille son elaboraciones populares también en el Jura, pero que a nosotros nos merecen menor atención.

Tradición y Modernidad.

Como hemos dicho antes, en los últimos años los vinos de la zona han conocido una creciente estima. Conversando con elaboradores de la región detectamos que también se muestran muy preocupados por el calentamiento global. Las maduraciones están variando y las características de la uva también, provocándose una pérdida de acidez y en consecuencia de la capacidad de envejecimiento de la que se enorgullecen en el Jura.

Paradójicamente parece ser que esto ha provocado que los vinos resulten más amables para paladares menos experimentados, y por ello estén disfrutando de esta popularidad, en especial en grandes urbes como París.

Domaine de Montbourgeau.

En el corazón de la denominación L’Etoile, encontramos la finca Montbourgeau, 11 hectáreas que se han transmitido familiarmente durante tres generaciones, ¡¡y la cuarta ya está asomando su nariz!! Nos recibe César, un joven y enérgico viticultor que luce en sus manos los rasgos característicos del trabajador del campo. Su carácter es tímido, algo parco en palabras, nos comunica más con su mirada y sus vinos.

Es un apasionado de la viña y, en cierto punto un auténtico heredero de las costumbres de la apelación. Porque cuando visitas el Jura, te das cuenta que estás visitando la auténtica Aristocracia del Vino francés.

Trabaja el suelo con mimo. Aunque la zona es famosa por los blancos, catamos destacados vinos tintos que en apenas unos meses se agotan. Creen en la mínima intervención, dejan que la fermentación alcohólica se produzca de forma natural, sin control de temperatura, y con levaduras autóctonas. Después de esta fermentación, normalmente se dejan tranquilas a las barricas durante el invierno, y la fermentación maloláctica suele tener lugar en la primavera siguiente.

Los vinos se elaboran lentamente, sin apenas intervención y alimentándose de sus lías de fermentación. Poco a poco suelen formar un velo de levadura. Sus vinos permanecen en barrica durante años por lo que se filtran muy ligeramente antes de su embotellado.

Descubrimos puntos en común con Demencia, y también aspectos que nos diferencian. Nos encanta el estilo clásico de sus elaboraciones, la pulcritud y precisión de sus vinos, y la expresión procedente de un suelo único. Creemos haber encontrado la Aristocracia del Vino Francés ¡Salud!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *