Aires Atlánticos y Origen Granítico.

  • por
nacimiento de un nuevo proyecto

Los aires atlánticos, una variedad emblemática y el origen granítico de unos suelos únicos son las bases en las que se fundamenta el nacimiento de un nuevo proyecto: Adrede.

Todo empezó en Galicia, el amigo José Román me citó en un Pazo rural. Un Pazo como han de ser los pazos: con piedras, prados y parquedad. Bien es cierto que esta singular casona también atesoraba otra p: piscina. Ahí es donde viví el nacimiento de un nuevo proyecto.

Comencé un azaroso viaje desde mi amado Bierzo cruzando el interior de la provincia de Lugo. Recorrí con mi motocicleta carreteras comarcales, aldeas, parroquias, rebaños, y algún que otro mercado medieval, tan tradicional en los veranos gallegos de estos últimos años. Mi llegada al pazo fue misteriosa y mágica, con un encanto arcano y recóndito tan propio de esos lares.

Cansado de la moto-odisea con euforia fui recibido, y casi aclamado, por mis agasajadores huéspedes: Noelia y José Román con su bisoño retoño de apenas meses: Lope. Sin apenas poder recoger mis enseres, me comenzaron a bombardear con preguntas sobre una región: el Condado de Tea.

El Condado de Tea.

Al sur de Pontevedra, fronterizo con Portugal, encontramos un enclave de interior con tradiciones y paisajes de singular belleza y atracción. Dos elementos vertebradores integran este paisaje: el viñedo y el río.

  • ¿Sabes que está dentro de la Denominación de Origen «Rías Baixas»? – me espetaba exultante Noelia.
  • Claro – respondía yo – Conozco la zona, visito con frecuencia Salvaterra de Miño, incluso en ocasiones cruzo la frontera. Me encanta el norte de Portugal.
  • El Albariño de allí es diferente, queda mucho por explorar en Galicia – asevera José Román.
  • Pero no sólo Albariño hay en la zona, también encontramos Treixadura y Loureira en proporciones razonables.
  • ¡Hemos descubierto una viña mágica! – finalmente exclama Noelia.

El viñedo rodea la bodega, por lo que el transporte de uva es casi inmediato, y eso permite que llegue en las mejores condiciones. Las parcelas se vendimian por separado, posteriormente, y con un pormenorizado análisis de entrada, el coupage tiene lugar en bodega.

El nacimiento de un nuevo proyecto.

el nacimiento de un nuevo proyecto

Adrede Albariño es un vino joven que procede solamente del primer mosto escurrido y del mosto del primer prensado. La fermentación tiene lugar en depósitos de acero inoxidable, donde permanece en contacto con sus lías durante mes y medio, aproximadamente.

De estilo fresco y desenfadado con una personalidad que le otorga los suelos graníticos, a una altura entre 150 y 250 metros sobre el nivel del mar.

Nota de Cata. De aspecto amarillo pálido, limpio y brillante. De intensidad aromática media alta en nariz. Flores blancas, albaricoque, pera, hinojo y cierto recuerdo a limón, este matiz cítrico del vino se percibe más en boca.
En boca tienes una acidez muy refrescante, amplio y largo. Es fluido y fácil de beber.

El Sueño se ha hecho realidad.

Lo que en aquellos días no era más que un bebe en pañales, todavía algo por definir, hoy ya es una realidad que corre entre nosotros. Un juguete que nos hace disfrutar, compartir y sentirnos vivos. Recordamos con añoranza aquellos días, pero cuando abrimos una nueva botella de Adrede 2019, podemos comprender lo que son los sueños, y del material del que están hechos.

Disponible en nuestra tienda, pincha aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *