Demencia, Un Vino de Guarda.

  • por
Abre por fin una botella decente

Cuando acometimos la elaboración de nuestro vino Demencia quisimos demostrar que se puede realizar un vino de guarda con nuestras uvas de la variedad Mencía.

Allá por el año 2006 era común la idea de que con las uvas de nuestra variedad Mencía no se podía elaborar un vino de guarda, un vino que se conservara y mejorara con el paso de los años. La uva mencía vale para los vinos jóvenes o la Mencía no vale para crianzas eran frases que escuchábamos con mucha frecuencia.

Enamorados de la variedad y convencidos de que con una correcta viticultura, una gestión adecuada en vendimia, y una elaboración y crianza respetuosa podríamos conseguir un vino de colección de categoría internacional.

Demencia ya es un proyecto consolidado de largo recorrido.

Desde nuestra primera añada, hemos conservado botellas para comprobar cómo evolucionan a lo largo del tiempo. Hoy se puede afirmar que sí se puede elaborar un vino de guarda. Nuestro Demencia mejora con los años.

Hemos sido muy rigurosos en nuestra trayectoria y tan sólo hemos embotellado nuestro Demencia en las mejores añadas: 2006, 2007, 2008, 2009, 2010, 2012 y 2013.

Anticipamos que Demencia 2014 será nuestra próxima presentación. Ya está en camino, algo que compartimos con vosotros en el siguiente vídeo.

El Tiempo: El secreto del Éxito.

En la elaboración de vinos naturales, sin adicción de productos, el tiempo es uno de nuestros aliados más importantes. Desarrollamos una crianza clásica que contempla los siguientes procesos: 20 meses de crianza en barricas de roble francés, un invierno de afinamiento en depósito de acero inoxidable sin estabilización, para acabar con al menos 2 años de consolidación en botella. Para ello disponemos de una cava con condiciones de temperatura y humedad controladas durante todo el año. Así conseguimos que el vino aparezca en el mercado comenzando su perfecto equilibrio.

Compra Demencia 2013: ¡Últimas Botellas!

Así estos días te invitamos a disfrutar de las últimas gotas de nuestro Demencia 2013.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *