Jóvenes por el Vino

  • por
Jóvenes

¡¡Más Vino, Menos Problemas!! Ese es el grito de guerra que un puñado de jóvenes universitarios han acuñado como lema para reclamar un más fácil acceso al mundo del Vino.

Jóvenes por el vino, su nombre no puede ser más claro. Hecha por jóvenes para aquel que se siga sintiendo así y que busque afinar su paladar, pulir su nariz o conocer más colores o tonos que una confeccionista de moda.

Así representaron su función en el pasado FED 2019. Desde Demencia ya somos unos seguidores y admiradores entusiastas. Una asociación que nace con el fin de hacer más accesible el mundo del vino, porque pasarlo bien no es tan complicado.

Un nexo de unión entre bodegas y jóvenes, un espacio que tiene como fin quitar miedos y prejuicios a la hora de pedir un vino; a la hora de conocer y aprender sobre este mundo tan extenso.

Así Pablo, su responsable de comunicación nos dice:

Aquí es bienvenido todo el mundo. Desde el que sabe mucho al que no diferencia entre blanco, rosado y tinto. Es lo bonito de esta Asociación, gente de diferentes ideologías y formas de ver la vida aparcan sus prejuicios por un momento y se juntan para disfrutar de una copa de vino. ¡Qué bonita es la diversidad!

Jóvenes, aunque con las ideas muy claras.

Y así también nos exponen su Valores fundamentales:

  • BUEN ROLLO. La asociación nace básicamente para acercar la cultura del vino con un requisito: pasárnoslo de miedo. Nos gusta disfrutar de la vida, saborear cada copa.
    Todo el mundo es bienvenido y aporta. Si vistiésemos la misma ropa, nos gustase la misma música o bebiésemos siempre un tipo de vino; la vida sería aburridísima.
  • COMPROMISO. Pocas cosas son tan fuertes como el corazón y las ganas. Ponemos todo de nuestra parte para acercar la cultura del vino de una manera didáctica y divertida. Estamos abiertos a críticas constructivas y opiniones diferentes con un único objetivo: que la gente disfrute y quiera repetir.
  • CABEZA. Lo poco gusta y lo mucho cansa. Nos gusta disfrutar de la vida pero siempre con control. Como dicen nuestras madres y razón no les falta: en el término medio está la virtud.

El Bierzo también quiere recuperar ese aire fresco de la Juventud.

En Demencia siempre hemos querido dar importancia a la urgente necesidad del sector de acercarse al público joven. Por desgracia observamos que en nuestro país, el consumo de vino arranca a edades muy avanzadas. Creemos que tenemos la obligación de acercar la Cultura del Vino a nuestros jóvenes. El vino puede ser una herramienta muy eficaz para transmitir a las nuevas generaciones valores que los enriquezcan.

Estamos deseando también en el Bierzo poder gritar a los cuatro vientos: ¡¡Jóvenes por el Vino!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *