La Generación del 2019

Jóvenes

La Generación del 2019 conmemora ahora con extraña vehemencia el cincuenta aniversario de la celebración del mítico festival de Woodstock.

Cerca de medio millón de personas se congregaron durante tres días en una catarsis colectiva en la que renunciaban a la violencia. La respuesta fue especial como protesta por la participación de los Estados Unidos en la Guerra del Vietnam.

Pero el clima de agitación social se vio también promovido por el asesinato de Martin Luther King, los problemas de segregación racial, la lucha por los derechos civiles, y las noticias llegadas de la vieja Europa. Esta generación del 69, liderada por un nutrido grupo de músicos de gran talento, se reunieron en las cercanías de Nueva York para, cargados de drogas, disfrutar de un fin de semana de celebración de la paz y el amor.

El festival se celebró sin particulares incidentes, apenas sucedieron altercados teniendo en cuenta el elevado número de personas, y los jóvenes reivindicaron sus nuevos valores ante la generación dirigente. Embadurnados de lodo y retozando desnudos al son de brillantes ritmos y melodías, reclamaron un nuevo orden mundial.

No fue un hecho aislado, convivió con la Primavera de Praga, el mayo de París, y movilizaciones estudiantiles en Madrid. Además ningún partido político capitalizó la revuelta, la sociedad en conjunto asumió los resultados, había algunas leyes injustas y se modificaron.

Y ahora pues, ¿dónde está la Juventud?

La última generación de la que se nos habla es la de los Millennials, esos jóvenes que alcanzaron la mayoría de edad a principios del siglo XXI, catalogada en muchos casos como una generación perdida. Les acusan de frívolos, consumistas y egoístas, de vagos y superficiales, incluso algunos aseguran que les falta compromiso social y vinculación con el pasado.

Cada generación debe aportar algo valioso y diferente. Cuando trabajan juntas, se crea un equilibrio que beneficia a la sociedad en su conjunto, y de ello depende el futuro de la misma.

Es tal la duración e impacto de la generación Millennial que no se conoce a fecha de hoy una ruptura con la misma. Hasta algunos expertos han decidido generar una división: los millennials viejos– que ahora tienen treinta y tantos, con trabajo y tal vez su propia casa y ahorros; – y los millennials jóvenes, que ahora tienen veintitantos, todavía con problemas a la hora de encontrar empleo.

Si no sucede esta ruptura, el equilibrio generacional necesario queda descabalgado. No sabemos qué ocurrirá dentro de los próximos años, pero seguimos esperando una revolución. Puede que venga una nueva generación del 2019…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *